LA CASA BLANCA DE LAS SERIES Y LA COMUNICACIÓN INSTITUCIONAL

Hace poco leí una entrada del especialista en comunicación y bloguero Xurxo Torres, en su blog Miradas. “El poder es ficción”. Un post sobre Frank Underwood, de la serie House Of Cards, un drama político donde podemos ver una historia de comunicación institucional que engancharía a cualquier estudiante de comunicación política.

El post, que habla sobre el protagonista de la serie y sobre su repentino roll de Presidente en Estados Unidos y la vida real, me hizo pensar en la línea que separa la realidad de la ficción y de cómo a lo largo de los años los estudiantes interesados en la comunicación política hemos visto, y aprendido, sobre el mundo de la comunicación política con las series de televisión.

El ala oeste de la Casa Blanca

La mítica serie que nos acercaba los entresijos de la Casa Blanca, probablemente, ha servido para enseñar y debatir en muchas aulas donde se estudia comunicación, como ya apunta el blog de Mas Consulting Group:  “se emplea como material imprescindible en facultades de comunicación y ciencia política”.

Y es que entre los personajes, el Presidente de Estados Unidos y su Gabinete de Prensa, y su día a día encontramos lecciones sobre la importancia de la comunicación interna, de la planificación o de la importancia de adelantarse a los Medios de Comunicación.

Con capítulos de aproximadamente 50 minutos la serie nos expone situaciones que ocurren en la realidad política y nos enseña los entresijos de la comunicación política estadounidense; una de las mejor planificadas y más envidiadas entre los gabinetes de las instituciones de otros países.

Scandal

Más actual y envuelta en una trama amorosa, la serie Scandal nos sumerge en un mundo más oscuro en el que las mentiras y los chantajes ocupan más pasajes de la serie que relata la vida de Olivia Pope. Una especialista en Relaciones Públicas encargada de guardar las espaldas, y los secretos, del presidente de los Estados Unidos que tiene un gabinete de crisis, Pope&Associates

En la serie, podemos encontrar sobre todo casos de crisis de imagen personal en la esfera política o casos de lobbismo en los que grupos de presión o personas influyentes hacen presión en el presidente.

http://www.huffingtonpost.com/2014/04/03/darby-stanchfield-scandal_n_5082885.html
SCANDAL – “We Do Not Touch the First Ladies” – on the ABC Television Network.(ABC/Eric McCandless)
DARBY STANCHFIELD

Uno de los casos estrella de la serie es el capítulo esThe lawn chair” donde un padre se manifiesta por la muerte de su hijo negro a manos de un policía blanco.

Imagen de http://abc.go.com/shows/scandal
Imagen de http://abc.go.com/shows/scandal

Aunque la ficción es parte de estos show y el día a día no es tan enrevesado como en las series, la realidad es que éstas recogen algunos ejemplos del buen – y a veces mal- hacer de la comunicación política. Nos enseñan como una mentira siempre sale a la luz, la importancia de los medios de comunicación y de la relación con los periodistas, lo importante que es tener una red de contactos o cómo sortear una crisis

Anuncios
LA CASA BLANCA DE LAS SERIES Y LA COMUNICACIÓN INSTITUCIONAL

ANGLICISMOS, LO “IN” DE LA COMUNICACIÓN

Aún recuerdo mi primer año de carrera, apenas sabía cómo hacer un titular y me hablaban con una terminología que no había escuchado nunca. ¿Qué era “hacer publicity”? Estoy totalmente out ¡que alguien me explique esto! ¿A quién pregunto? ¡Pensarán que no sé nada!… . Pensando en todos los que están como yo en su día, aquí va la siguiente lista:

10 anglicismos (y uno de regalo) que se repiten decenas de veces en mi día a día:

Diseño de
Diseño de “Superbritánico” http://www.superbritanico.com
1. Branding: ¿Alguna vez has pensado lo que significa Coca-Cola para ti? No hace falta, los responsables de comunicación ya se han dedicado a hacer la labor de concebir, definir y construtir su significado para ti. Ellos son especialistas en Branding

2. Briefing: Si resumes quién eres, lo que quieres conseguir, a quién te quieres dirigir o cuánto quieres que te cueste en un par de folios, ¡enhorabuena acabas de hacer un briefing!

3. Clipping: ¿Te acuerdas de aquello tan aburrido que hacías en la hemeroteca? Eso de recolectar información sobre un hecho concreto. Vale, pues eso tenía nombre. Y sí, es este.

4. Comunity manager: No, no es el primo que sabe del feisbu y del pajarito. Es un profesional que después de definir una estrategia se hace cargo de tu yo online.

5. Engagement: Es lo que ha conseguido Coca-Cola. Por eso les echas la bronca a tus padres cuando hacen la compra y traen “Cola” ¿Pero qué es eso? ¡Lo tuyo con Coca-Cola es puro engagement!

6. Lobby –lobbismo-: Grupos. Grupos de interés. ¿Cuentan tus amigas? Sí, si ellas son capaces de hacerte cambiar de opinión -o hacer presión- para que las vacaciones de este verano sean en Mallorca en vez de en Noja por decimocuarta vez.

7. Packaking: ¿Leíste mi anterior post? Si no lo hiciste, ¿a qué esperas?

8. Publicity: es cuando todo el mundo habla sobre ti , estas en los periódicos y tú responsable de comunicación está súper contento –claro, todo son buenas palabras- porque los emails de ayer funcionaron. Además te acaba de conseguir una entrevista con el periódico más vendido. Tu responsable de comunicación tiene una estrategia de publicity.

9. Stakeholder: Consumidores, trabajadores, proveedores, la comunidad en la que se encuentra tu empresa… son todas esas personas que son susceptibles a tu negocio, ¡cuida todo lo que hagas y pueda afectarles!

10. Storytelling: ¿Sabes cuándo la abuela te contaba una historia “con moraleja” que te enganchaba desde el minuto uno? Y seguías totalmente prendadahasta el final. Bien, pues a partir de ahora recuerda: tu Abuela era una gran profesional del storytelling, ¡mejor que Obama!

11. Target: Tú eres mi target, cuando escribo esto, pensando en alguna forma divertida para que me leas y ¡esperes al siguiente post!

ANGLICISMOS, LO “IN” DE LA COMUNICACIÓN

COMPRA A LA VISTA: Cervezas

Cada vez es más complicado encontrar el elemento diferenciador de los miles de productos que consumimos a diario. Existen decenas de marcas de jabones, maquillaje, bebidas…. Y pese a todos los esfuerzos para distinguir un producto de otro; mejor calidad, sabor…, a veces la única manera de diferenciarlos está en las características visuales: el ¡qué envase más bonito! o ¡qué curioso no parece lo que realmente es!.

En el mundo de la comunicación este fenómeno, y arte, del empaquetado es conocido como packaging. Casi toda una ciencia de cómo poner más bonito, más vistoso…, en definitiva más atractivo cualquier producto.

Una idea a la que se han apuntado una de de las bebidas más consumidas en todo el mundo: las cervezas. La típica bebida ha pasado por toda una transformación, no solo en lo visual, y el ¡ponme una caña! ha dejado paso a una amplia gama de productos. Cientos de variedades, recetas y mecanismos de producción y un solo producto con miles de marcas que compiten por ser diferentes. ¿Cómo? Diferenciandolas mediante algo tan simple como la etiqueta o la caja en la que vienen.

Un ejemplo de diseños curiosos y producción artesanal cercano es el de navarra Naparbier, que ya en su página web hace referencia a la creatividad como pilar base de su producto . Dentro de los distintos tipos de cerveza de Naparbier destacan sus diseños, algunos de la mano del ilustrador Antonio Bravo. Creaciones “de temática oscura” que han hecho que el artista ya haya sido entrevistado por sus diseños.

Vivimos en una sociedad totalmente visual. Una etiqueta singular, con un diseño trabajado, una “etiqueta bonita” llama la atención entre tantas botellas. La calidad, la receta y el tipo de producción de una cerveza no suelen ser, a priori y a no ser que se trate de un experto en la materia, lo primero que salta a la vista. Así lo han corroborado incluso en la web de la marca, donde la etiqueta gana un gran protagonismo:

naparbier
Algunas de las etiquetas de Naparbier
Otro ejemplo, esta vez más lejano de unas cervezas creadas en Dinamarca, es el de la serie de cervezas “Amager The Sinner Series”, de la marca Amager Brighus. Siete cervezas con siete etiquetas que simulan los siete pecados capitales. Una estrategia de comunicación redonda, que te invita a probar seis cervezas distintas no solo en etiqueta, también en sabor y composición.

img_9900

¿Y cómo poder afianzar que un buen diseño puede ayudar a incrementar las ventas? La información sobre las ventas y el consumo de las cervezas es desconocida para mí, pero en este caso no hay más que fijarse en Instagram, y ver el número de fotografías que se suben con la etiqueta de la marca -yo misma he caído-.

naparbierIG

Puede que algún entendido en el mundo de las cervezas, menee la cabeza al leer este post, pero en mi caso, para los que nos iniciamos en este mundo y nos dedicamos a fijarnos en todo lo que hay a nuestro alrededor, ¡empezamos por la etiqueta!

Fijaos en vuestros bares de siempre y, ¡que aproveche!

COMPRA A LA VISTA: Cervezas