TAYLOR SWIFT PONE EN JAQUE A APPLE

La que desde mayo figura entre las mujeres más poderosas, Taylor Swift, ha puesto entre las cuerdas a la mundialmente conocida Apple y su nueva app Apple Music.

En su tumbrl la cantante escribía a la gigante tecnológica para exponer su disconformidad frente a la política de no pagar a los artistas por los tres meses freemium de su aplicación: “Three months is a long time to go unpaid, and it is unfair to ask anyone to work for nothing.” (“Tres meses es un período muy largo para que no se pague y es injusto pedir a alguien que trabaje gratis”).

Taylor Swift tumbrl

Una situación similar a la que protagonizó con la aplicación Spotify, de la que retiró su música el año pasado, si no fuera por la rápida actuación de Apple en lo que podría haber derivado en una crisis para la imagen de la marca.

Poco después de que la carta abierta de Taylor Swift saltara a los medios de comunicación y fuera avalada por compañeros de trabajo y fans de la cantante, Apple, en este caso el principal responsable de la aplicación, Eddy Cue, daba una respuesta en la que afirmaba que pagará los tres meses gratuitos a los artistas que estén en su plataforma. Para ello, el que también es Vicepresidente de Software de Internet utilizaba la red social Twitter.

Asimismo, según relata el diario El País el mismo Cue “llamó personalmente a la cantante para explicarle y anunciarle su decisión”, que al parecer ha dejado satisfecha a la artista que ha mostrado su alivio en su cuenta de Twitter.

eddy cue

TW Taylor

De esta manera, aunque la noticia se ha hecho eco en todos los grandes medios de comunicación, incluidos medios como la edición estadounidense de Vanity Fair, ha sido zanjada en menos de 24 horas.

Rapidez ante las crisis

La rapidez con la que Apple ha solucionado el problema y la no tan excesiva gravedad del asunto ha hecho que no signifique una gran crisis de comunicación. Pero estas situaciones nos recuerdan que existen realidades en las que las empresas deben hacer frente a escenarios mucho más complicadas.

Para eso siempre hay que tener presentes y recordar algunos aspectos necesarios para atacar una crisis e intentar reducir los daños al mínimo.

  1. Tener un plan de previsión de crisis: dentro de cada tipo de organización existen algunas posibles situaciones que pueden sacudir la estabilidad de la empresa o institución. Lo ideal es que cada empresa haga un listado de esos casos y formule un dossier con la correspondiente actuación, tanto en la comunicación externa como en la interna
  2. Sinceridad: Es importante no mentir. Existen muchas voces, muchos medios, testimonios… . La verdad siempre sale a la luz y lo mejor que salga a la luz desde la propia organización.
  3. Un único portavoz: aunque exista un gabinete o un grupo de personas llevando a cabo la comunicación ante una crisis, lo mejor es que exista una única persona que haga de portavoz. Esto ayudará a que el mensaje no se diluya entre miles de voces.
TAYLOR SWIFT PONE EN JAQUE A APPLE