At the wild side: Eventos y ruedas de prensa

Después de miles de estudios de casos prácticos, tras decenas de ruedas de prensa del otro lado y  dos años de darme cuenta de que el otro lado era el puesto en el que quería – y quiero– estar, estoy ahí, in the other side, in the wild side. ¿Y cómo es? ¡Genial!

Cuando acudes a una rueda de prensa en calidad de periodista, vas y punto. Recoges el material tomas notas, un par de fotos, audio, a veces ni preguntas y vuelta a empezar.

In the wild side, todo es distinto, ningún evento o rueda de prensa es igual. Eres parte de todo: eres parte del proceso creativo, haces de vigilante,  acomodadora,  de atención al cliente, … Te ves repartiendo el material que previamente habéis preparado o acompañando a los asistentes, pero diez minutos antes has podio estar con las tijeras y la cola ultimando los últimos detalles. También eres la de los rotos y los descosidos.

Y esa actitud multidisciplinar es -más agotadora- sencillamente genial.

Vectores diseñados por Freepik
Vectores diseñados por Freepik
¿Qué se hace en una rueda de prensa? ¿Qué es lo que no se ve?

Tirando de apuntes y de mis primeras experiencias, la primera diferencia es que no solo existe el durante. Existen el pre y el post. La rueda de prensa no acaba cuando los periodistas –con prisa- abandonan el lugar.

Lo más importante se decide y se prepara mucho antes del evento: La convocatoria, el material que se repartirá, el lugar, la fecha, hora, las personas que van a hablar… . Además, dependiendo de las características del evento, las labores pre pueden requerir más tiempo: contracciones de catering, regalos, listas de asistentes…

Puede que te tengas que poner los guantes. Esto es lo que lo -para una recién horneada universitaria como yo- es más divertido: Elementos decorativos, montar photocalls, ver que todo el material necesario está en su sitio…: ¿Dónde van a hablar los portavoces? ¿Eso que ves ahí es un reflejo o una mancha? ¿Dónde se hará la foto oficial?… ¿Y los detalles técnicos, el sonido y la luz?… . En mi corta experiencia, existen personas muy cualificadas con las que se coordina para hacer estas labores.Un equipo de un departamento que se suele llamar departamento técnico, de realización o de producción.

Si todo va según lo planeado el evento o la rueda de prensa será la parte menos complicada del proceso. Hay que estar disponible para los medios de comunicación y público en general y estar al tanto de lo que pasa alrededor.

Una vez todo haya finalizado, hay que medir la trascendencia del evento mediante el impacto en medios, al día siguiente en papel y horas después en las páginas web de los medios. Sin olvidar el impacto en redes sociales, que se puede llevar a cabo incluso durante el evento en sí, utilizando o creando un hashtag como explica Tweet Achivist en este post.

En el otro lado el trabajo se multiplica, pero la experiencia es genial, y más si los resultados acaban siendo los deseados.

Ya sabéis , ¡Take a walk on the wild side!

Enlaces/bibliografía de interés:

At the wild side: Eventos y ruedas de prensa